jueves, 30 de julio de 2009

“La mejor estrategia política es tomar el votos de los pobres y el dinero de los ricos” (Abel Desestress)



“No puedo amar a tu dios, hay demasiadas pruebas que no le interesa mucho esta humanidad” (Abel Desestress)

“Si logras liberarte de la creencia que para ser feliz debes sufrir, es probable que logres el respeto que merece tu opinión” (Abel Desestress)

“El amor ocasional solo se puede compartir no se puede dar, y si hay dolor por un adiós este debería ser una molestia temporal, pero al no entenderse se vuelve enfermedad” (Abel Desestress)

“No necesitas coincidir con nadie para tener felicidad mucho menos para entender que de alcanzarla tampoco les importara” (Abel Desestress)

“Yo amo la individualidad, debo saber quien soy para entender con quien voy, esta es la raíz de la unidad para logros con respeto y en paz” (Abel Desestress)

“Hoy la confianza está en agonía aun que todo fuese hecho lo mejor posible, nadie queda satisfecho con los resultados” (Abel Desestress)

“Si estas a tiempo no llenes tu vida de obligaciones, ellas te hundirán en la oscuridad, y evitaran que disfrutes de existir, de ser, de pensar en ti” (Abel Desestress)

“El humor negro no siempre es comprendido, pero es suficiente con que te divierta a ti” (Abel Desestress)

“Es verdad que el dinero y las posesiones no llenan el alma, pero la tranquiliza” (Abel Desestress)

“El deseo de prosperar existe en todos, pero generalmente duerme y sueña plácidamente” (Abel Desestress)

“Si piensas que para ser feliz debes cumplir tus sueños, imagina aquel que ni soñar puede” (Abel Desestress)

“Me gusta escribir y me gusta amar, pero un buen platillo elimina mis preferencias” (Abel Desestress)

“El idiota que todavía sueña con el comunismo, nunca ha leído al Archipiélago Gulab” (Abel Desestress)

“Me molesta enormemente dejar de escribir para atender a alguien, el problema es que los alguien siempre dejan dinero” (Abel Desestress)

“En mi mente no tengo enemigos pero me regocija pensar que alguien, así me considere en la suya” (Abel Desestress)